La Diferencia Entre Fe y Creer.

Uno de los Juegos más divertidos para un niño es que su padre Juege con el al tirar y ganar. Son momentos felices pero para que esas inolvidables memorias puedan ocurrir en ese momento el Hijo deposita toda su confianza y fe en que su padre lo ganará y lo mantendrá seguro.


La Fe es esperanza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve.


Imposible que Amazon funcione sin que los clientes tengan fe en compañía. Con la fe se pude mover montañas dice la biblia pero que es fe y como funciona, a veces podemos ver nuestra fe y la fe de otros atreves de simples juegos y en el diario vivir. A un con todo esto es fácil confundir la Fe con el creer, a un qué; similares son dos cosas diferentes que Necesitan trabajar juntas para poder agradar a Dios.

Conozco un Juego que consiste en subirse a una silla con los ojos vendados y un grupo de personas que participan en el juego y su líder que te habla y te hace una serie de preguntas acerca de tu fe en Cristo mientas estas de pie en una silla con los ojos vendados y al final del corto sermón el líder te pregunta, ¿Crees en Jesucristo con todo tu corazón y toda tu alma, que él es Dios todo poderoso? La mayoría de las personas que juegan este juego responden “Si” la pegunta que viene a continuación reta la fe del jugador con los ojos vendados sobre la silla. El líder entonces reta al Jugador vendado diciendo. Si es cierto que crees en Jesús con todo tu corazón entonces déjate caer de espaldas al suelo que si es Dios te salvara.

Yo Jugué este juego y cuando me hicieron la pregunta final posiblemente en mi mente racional lo dude por un segundo pensando que si Jesús no me salvaba me dolería mucho la caída. Pero me dije a mi mismo si Dios es poderoso me lavara y no lo pensé más, me deje caer derecho como una barra de metal listo para lo que viniera pero para mi sorpresa mi cuerpo no toco suelo por que el grupo de personas habían echo dos filas poniéndose de frente los unos con los otros y enlazando los brazos entre ellos se prepararon para recibir mi cuerpo y prevenir el impacto contra es suelo de concreto.  Cuando abrí los ojos medí cuenta que fueron ellos que detuvieron mi caída y que era un Juego planeado.  Aunque me sentí desilusionado porque fueron ellos los que sostuvieron mi caída me sentí feliz que mi cuero no fue recibido por el suelo de concreto. Pero ahora que eh madurado más en cristo me doy cuenta que no se trataba de que Dios mostrara su poder en ese momento y me salvara aun que si previno que mi cuerpo tocara el suelo, sino, que se trataba de mi Fe en él y si yo estaba dispuesto a practicar esa fe sin importar las consecuencias.

No sabría decirte cuantas veces leí o escuche la siguientes palabras “La Fe es la esperanza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve” pero no lograba completamente entender lo que significaba porque sincera mente esas palabras pareciera que fuera un enigma de lo complicado que suena, pero te aseguro que en tender fe no es nada complicado es mas, todo ser humano en vida practica fe en el diario vivir de una forma uh otra.

 Para entender la Fe primero hay que entender que se compone en dos partes: Creer y fe. Es fácil confundir el cree con tener fe pero son dos cosas muy distintas aunque van dela mano.

El creer consiste de una combinación de emociones y una poción de la mente y el corazón acerca de un asunto y la fe consiste en actuar en esa creencia. Una analogía que me gusta utilizar mucho es la analogía del pastor y el hombre hambriento a punto de morir de hambre. La analogía va así: Un pastor predicaba bajo el tema de Creer en cristo y mientras el predicaba un hombre muriendo de hambre entro a la congregación y el pastor tan pronto lo vio entrar lo llamo al frente y le pregunto qué le estaba pando. El Hombre hambriento respondió que él no avía comido en muchos días y no se sentía bien un doctor de la congracian corre al frente y diagnostica al Hombre hambriento verificando que en efecto el no avía comido en muchos días y añadió que si no comía en los próximos treinta minutos moriría por el hambre severo. El pastos le pregunta al Hombre hambriento usted creer que Dios puede proveerte alimento en este momento -Si- respondió el Hombre de inmediato mando el pastor a ordenar comida para el hombre. Des pues de veinticinco minutos la comida llega. El pastor le dice al Hombre coma que la mesa esta puesta solo para usted el Hombre comienza a llorar el pastor le pregunta que paso por que llora él le comento que nunca nadie lo avía tratado tan bien. Mientras el Hombre estaba sentado a la meza a un sin probar bocado el pastor se dirigió a la congregación diciendo a gran Vos ¿Cuántos de ustedes creen que si este Hombre come comida su cuerpo recupera las fuerzas? Amen respondió la congregación. Y enfatizaba el pastor con más ánimos y exaltación, cuantos de usted creen con todo su corazón y todas sus fuerzas que si este hombre come vivirá. Ame exclamo la congragación y el Hombre hambriento también exclamo aun sin probar bocado yo creo si yo creo dijo bien emocionado. Usted y la congregación repitió el pastor, creen sin ninguna duda en su corazón, con todas sus fuerzas, con toda su mente, y con toda su alma que si usted come comida se recuperar. SI LO CREO!  Exclamo el hombre y la congregación con él. La emoción se sentía en el aire, la alegría y el ánimo de toda la congregación se podía palpar en cualquier rincón del edificio. Pasaron los cinco minutos y el hombre murió sin probar bocado ¿Qué paso, porque se murió el hombre si el junto con la congregación creían en que si comía viviría? La respuesta se resume a que El hombre nunca probó bocado. La moraleja de la historia es que si su fe no va acompañada de una acción de pues que Dios proveyó una solución entonces Su fe no es nada más que emociones y berrinches. Usted pude sentir las emociones y creer con todo su ser pero si no actúa en su creencia entonces no hay fe, la creencia por se sola no le ayuda a llegar a la menta.

Inconclusión, la fe la podemos observar en el día a día en todo lo que hacemos. Cuando manejamos, tenemos fe en que cada conductor se mantendrá en su respectiva vía ya sea de ida o vuelta, cuando nos montamos a un taxi tenesmo fe en que el taxista nos llevara a nuestro destino y no a otro lugar, cuanto vamos a  la tienda y compramos algún producto empaquetado tenemos fe que lo que dice el paquete es lo que hay dentro del paquete. Una de las compañía que depende cien por ciento en la Fe de sus clientes para operar es Amazon para que alguien pueda beneficiase de los productos en Amazon primero tiene que tener fe que si compra algo en esta tienda en la internet le van a mandar lo que ordeno y que el vendedor no va a desaparecer con el dinero. El Cree y la fe van de la mano y el uno no funciona sin el otro, crea pero también actué en esa creencia que sin Fe es imposible agradar a Dios.

Compate con los que mas quieres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *